​Demandan atención al campo Rosalinda

POR: ALBA GUZMAN FLORES
Un grupo de deportistas, denuncian carencias en el campo deportivo “Rosalinda” situado en la colonia Nueva Mina Norte, en el municipio de Minatitlán.

 El presidente de la liga de futbol “Antonio Tota Carvajal” Jaime Gutiérrez, enumeró la serie de carencias en ese campo deportivo, el cual cuenta dos áreas una para practicar el futbol y otra más para el beisbol. 

Sin embargo solamente al área de beisbol, las autoridades le han puesto el mayor empeño, en tanto que el campo de futbol prácticamente está en el abandono.

 “Necesitamos gradas, construir una barda para que los carros no entren al campo, necesitamos alumbrado, está todo oscuro, ahorita vinieron unos jóvenes del Instituto Vive a recoger basura, porque hay mucha basura”, manifestó. 

Dijo tener conocimiento que hace algún tiempo se bajó un recurso del gobierno federal para el mantenimiento de éste campo deportivo de poco más de 3 millones de pesos, por lo que dejaron de asistir a este campo en lo que se realizaban las labores de mantenimiento.

 “A fines de agosto nos dijeron que desocupáramos este campo, para que los rehabilitaran, tuvimos que alquilar campos para poder seguir con la liga de futbol, pero estaba muy caro, y ahora que regresamos, nosotros le estamos dando mantenimiento con nuestros propios recursos, queremos construir una pista para atletismo y tenerla en mejores condiciones”.

 A este campo acuden alrededor de 17 equipos de futbol de veteranos a practicar deporte, además de la liga infantil de futbol que también acuden al campo Rosalinda para llevar a cabo sus torneos, pero algunos se han retirado porque les dijeron que iba a estar en mantenimiento. 

Lamentó que las autoridades sólo se le invirtiendo al campo de beisbol, en donde se le sembró pasto nuevo y al cual todas las tardes llegan los elementos de protección civil a rociar agua para evitar que el pasto se seque. 

En tanto el campo de futbol está sin redes, sin agua, lleno de basura y faltan muchos servicios como sanitarios, alumbrado público, así como la construcción de las gradas, lo preocupante es que se trató de un recurso federal que llegó por el orden de 3 millones de pesos y desconocen a donde fue a parar dichos recursos del gobierno federal.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.