Denuncian presunta corrupción en Juzgado 12 de Minatitlán

Denuncian presunta corrupción en Juzgado 12 de Minatitlán

POR: ALBA GUZMAN FLORES

En rueda de prensa, el señor Emanuel Robles Castro denunció ante diversos medios comunicación irregularidades en el Juzgado Décimo Segundo a cargo de la juez Miriam Rendón, tras 1 año 7 meses continua en litigio la guardia y custodia de una menor de 6 años a quien asegura no están escuchando.

Explicó que el proceso ha tenido varias irregularidades y ya se encuentra desesperado, porque está de por medio la integridad física y psicológica de su pequeña hija.

Lamentó que este juicio ordinario de guardia y custodia, está repercutiendo en la pequeña, quien continuamente ha expresado no querer estar con su madre; Nayely.

Robles Castro con gran angustia declaró “en materia penal, algún juzgador menciono que ella no tiene ningún tipo de afectación, ya que simplemente menciona el que es por simple correcciones de la madre, aun existiendo una pericial psicológico de ella, donde se encuentra afectada como víctima de violencia en su modalidad de psicológica quizá en su momento de física”.

Señaló que este tipo de arbitrariedades, influencias o intereses económicos, mantiene preferencia hacia la contraparte –Nayely-, en donde no predomina el bienestar de la menor de edad.

Emanuel Roble indicó “Mi hija mayor ha referido, no es su deseo estar con su mamá, por el contrario si le gusta convivir con ella, pero no estar con ella, la misma postura en audiencias, declaraciones asistidas por el procuradordel DIF ha externado que no es su deseo estar con su mamá”.

Acompañado de su señor padre; Emanuel añadió que otra de las anomalías en materia civil es de querer tener acceso a los expedientes para saber en qué estado se encuentra, para solicitar copias certificadas y tardan hasta un mes en otorgárselas, en cambio la otra parte mete sus promociones y a la semana o semana y media incluso el mismo día las obtiene.

De esta forma, señaló las evidentes distinciones, ejemplifico el caso de la audiencia 345, cuando la juez realizo una especie de convenio que lo hizo firmar, aún bajo protesta.

De su hija insistió existen estudios de psicológicos por parte de la Fiscalía y de particulares donde existe un peritaje que ella tuvo afectación en su estado psicológico como víctima de violencia, pero no hay avance.

Es por ello, que desesperado por la salud de la pequeña hace pública las irregularidades de su caso y pide a las autoridades competentes, volteen los ojos a su caso, pues su contraparte se dice familiares con muchas influencias.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.